Los Arcanos Mayores y el Amor

Por Rosa López (Seren Tarot)

Cada uno de los Arcanos nos revela cómo afrontamos el amor y qué podemos esperar. Aquí van algunas sugerencias para la interpretación.

El Loco: Relación con poca base. Amor inmaduro. Aventuras.

El Mago: Relaciones creativas. Capacidad de seducción. Creador de ilusiones. Relaciones que se mantienen o reajustan. Si existen conflictos se solucionan con facilidad. Poca pasión.

La Papisa: No hay deseo de encontrar una relación. Amores románticos y maternales. Poca pasión. Amor tranquilo y fiel. Soledad voluntaria. Cierta frialdad.

La Emperatriz: Descubrimiento de la sexualidad. Para enamorarla se tiene que seducir. Relaciones llenas y satisfactorias. Le gusta dar y recibir. Controla sus sentimientos con inteligencia. Buena amante sexual y pasional. Necesita tener pareja si no te sabe seducir.

El Emperador: Compañero estable y protector, hogar equilibrado. Amores de cariz sexual más que románticos, que pueden ser volátiles y de corta duración. Quiere tener siempre pareja. Apasionado. Ideas conservadoras.

El Sumo Sacerdote: Relaciones de confianza y fidelidad. Poca pasión. Lo que se comparte son ideas espirituales e intelectuales. Enamora por sus conocimientos y sabiduría. Paternalista. Protector. Ceremonioso. Busca una relación duradera.

Los Enamorados: Amor incondicional. Unión ideal. Amor consciente. Nuevas personas. Casamiento. Refuerzo de las relaciones. Sentimientos profundos. Atracción. Si no tiene pareja, la encontrará.

El Carro: Sentimientos cálidos y apasionados. Inicio de una relación o progreso en ella. Deseo y pasión. Relación dinámica que evoluciona. Si no tiene pareja, no le faltarán las oportunidades.

La Justicia: Equilibrio. Sinceridad en las relaciones. Un poco rígido y normativo. Compromiso. Papeles. Si no tiene pareja, es que lo analiza todo mucho.

El Ermitaño: Amor desinteresado. Relación madura en que se sabe lo que se quiere. Incluso en pareja, quiere estar solo. Su lentitud puede dejar pasar oportunidades. Amor fundamentado con la experiencia y el conocimiento compartido. Amor imposible, poca capacidad para amar. Soledad buscada. Rutina. Puede ser un momento para estar solo.

La Rueda de la Fortuna: Felicidad compartida. Evolución. Si no tiene pareja, está en un momento un poco enamoradizo.

La Fuerza: Fidelidad. Buscará la seguridad y la estabilidad. Si no tiene pareja, cuando se lo proponga realmente la encontrará. Bastante atracción sexual.

El Colgado: Amor sacrificado. Amor platónico. Si no tengo pareja, no la encuentro.

La Muerte: Cambio de sentimientos. Enfriamiento. Ruptura. Si no tiene pareja, es porque es frío y radical.

La Templanza: Relación estable. Sentimientos tranquilos. Buena relación.

El Diablo: Amor pasional. Sexual. Celos. Posesión. Atracción física.

La Torre: Decepción. Ruptura. Liberación de vínculos y prejuicios. Si no tiene pareja, hay que cerrar primero las heridas.

La Estrella: Amor feliz. Ilusión. Romanticismo. Primer amor. Si no tiene pareja, envía buenas señales.

La Luna: Desilusión. Desconfianza. Poca claridad. Amores escondidos. Miedo al amor y al compromiso. Relaciones egoístas. Celos.

El Sol: Relación luminosa. Generosidad. Amor que se da y se recibe. Si no tiene pareja, ahora puede brillar y atraerla.

El Juicio: Replanteamiento. Momento de evaluar y si hace falta corregir. Despertar de sentimientos. Si no se tiene pareja se tiene que analizar qué es lo que se desea.

El Mundo: Relación óptima. Buen funcionamiento de la pareja. Fecundidad. Si no se tiene pareja, se puede encontrar alguien interesante.

Copyright: Rosa López (Seren Tarot)

Los Comentarios están cerrados.