Tarot y Eneagrama

El Eneagrama y el Tarot señalan, cada uno a su modo, un camino de crecimiento y aprendizaje. Ambos sistemas simbólicos encierran una profunda y amplia sabiduría sobre el ser humano. Y ambos, de modo integrado, trazan un mapa evolutivo hacia el despertar de la consciencia.

El eneagrama contempla nueve estilos básicos de personalidad o eneatipos y sus distintas interrelaciones, y cada una de las nueve personalidades se caracteriza por:

  • Unos rasgos esenciales que resumen las capacidades propias y ámbitos de desarrollo y crecimiento.
  • Determinados valores: que actúan en general como guías de pensamiento y dirigen la conducta.
  • Una pasión y una virtud que la contrarresta. Ambas son la base del ego personal.
  • Un temor básico que inhibe las propias capacidades,
  • Un deseo fundamental que surge como reacción al temor básico.

El eneagrama es un mandala circular. Es un mapa de nuestra geografía interna que nos indica nuestras motivaciones internas y cual será con probabilidad nuestro comportamiento.

Los puntos de las dos figuras están marcados con números del Uno al Nueve (eneatipos) que gráficamente resultan entrelazados entre sí por diferentes líneas.

  • Cada uno de estos puntos representa una manera forma de ver la vida y de vivirla, determinado así un tipo de personalidad.
  • La disposición de los números y de las líneas tiene como objetivo visualizar y comprender las posibles combinaciones.
  • El número es tan solo orientativo.
  • No hay eneatipos mejores ni peores.
  • No existen dos personas iguales.
  • El eneatipo depende de la genética y del entorno.

Tirada general del Eneagrama

Esta es una lectura general que nos permite ver cuáles son los temas que en este momento preocupan a nuestro consultante para posteriormente hacer tiradas más concretas de aquellos temas que se consideren más relevantes. Para realizar esta lectura se utilizan preferentemente los arcanos mayores, aunque no está descartada la utilización de los arcanos menores.

En el centro o carta cero se sitúa la carta que representa al consultante; el resto de las 9 cartas se colocan en forma circular siguiendo el sentido de las agujas del reloj.

Los Comentarios están cerrados.